logo Vallecas Magerit
ESO 4B 14/03/2019

Justo antes de las Navidades, en plena segunda evaluación, en clase de lengua nos tocaba trabajar el texto instructivo. Para hacerlo, planteé una unidad didáctica basada en el Aprendizaje Basado en Juegos. Teníamos pendiente publicar esta entrada, pero nos ha costado corregir cada quien su propio texto. Cuento detenidamente la experiencia en el catálogo de experiencias lúdicas.

 

Después de haber aprendido a jugar a uno de los cinco juegos de mesa, hasta convertirse en especialistas, cada estudiante tenía la responsabilidad de explicar dicho juego a sus compañeras y compañeros de equipo base.

La experiencia les gustó mucho, pero no estaba completa. Para finalizar la tarea, tenían que escribir un breve texto expositivo-argumentativo explicando qué juego les había gustado más. Aquí están las opiniones, positivas y negativas, agrupadas por el juego preferido:

CÓDIGO SECRETO

Me gustó porque tienes que trabajar en equipo y es un juego dinámico. Es muy corto, el juego se acababa rápido, y si mi aliado tarda en pensar una palabra y explicarla, el tiempo se agota.  Esto puede ser un inconveniente. Sin embargo, eso a la vez hace que tengas que pensar rápido, volviendo más interesante el juego. Fue el juego que más me entretuvo.

Aarón

El juego que más me ha gustado es Código Secreto. Los jugadores se dividen en dos grupos. Para cada equipo se elegirá un jugador que será el jefe. En la mesa se pondrán 25 cartas. En cada partida, las cartas se cambiarán. Los jefes tendrán una tarjeta de coordenadas que indicará qué conceptos pertenecen a cada equipo. Los jefes tendrán que dar pistas a sus agentes en una única palabra, una pista puede relacionarse con varias de las palabras que hay sobre la mesa.
El juego me gusta mucho porque me recuerda a mi infancia de pequeña jugaba a muchos juegos de mesa). Es muy divertido para jugar con amigas y amigos, familia etc. Además, pueden jugar muchas personas de manera colaborativa y también de manera competitiva. Lo recomiendo mucho

Denisa

 

LA POLILLA TRAMPOSA

Esta actividad era súperdivertida. Consistía en dividir a tu grupo en distintos subgrupos donde había un juego. Los integrantes del grupo deben inspeccionarlo y, sobre todo, entenderlo. Después de que todos hayan acabado, los grupos iniciales se reunirán y jugarán a todos los juegos siguiendo las instrucciones del encargado.

A mí, el juego que más me ha gustado ha sido el de la polilla tramposa ya que es un juego fácil de entender, no se hace muy pesado y tiene ese toque de poder hacer trampas, que lo convierte en un juego muy divertido.

Gorka

He escogido este juego porque es fácil pasárselo bien, y porque, aunque parezca mentira, desconectas de todo y te concentras en tirar el mosquito y que Karla coja todas las cartas.

Javier

Es un juego entretenido y me parece muy original porque la manera de ganar es haciendo trampas. Me divertí mucho, aunque empecé perdiendo ya que no me adaptaba bien a las normas. Al principio, cuando me tocó explicarlo a mí, comencé a ganar con mucha facilidad e hice que el resto del grupo también se divirtiera mucho. 

La manera de ganar, a mí me pareció curiosa y entretenida, porque era la primera vez que lo veía. Nos lo pasamos bien, aunque estaba el guardián, la chinche. Su labor es impedir que el resto de jugadores hagan trampas todo el tiempo. En mi opinión, también me pareció muy dinámico porque conseguía que el resto de los jugadores se mantuvieran atentos al juego.

Karla y Rodrigo

EL ESPÍA QUE SE PERDIÓ

¿En qué consiste este juego? El juego consiste en descubrir al espía infiltrado en escenario aleatorio donde se encuentran los jugadores, pero que él desconoce. El espía, que no sabe qué lugar les ha tocado, tiene que averiguar dónde está sin delatarse.

¿Por quéme gustó El Espía? El Espía se aprende y se enseña en cinco minutos. Es muy dinámico y emocionante y mantiene tensión bastante tiempo. Creo que es incluso didáctico, porque enseña a realizar preguntas y a escuchar.

Gabriel

A mí me tocó el juego del espía y también fue el juego que más me gustó, pero era muy difícil ya que nunca había jugado y las instrucciones no explicaban muy bien qué había que hacer. Creo que un rato largo estuvimos jugando mal.

Es un juego de mesa que consiste en descubrir quién es el espía y el espía tiene que descubrir en qué lugar están los otros jugadores. Si el espía descubre en qué lugar están los demás jugadores,gana. Si por el contrario los jugadores descubren quién es el espía, ellos ganarán.

Anny

 

FAST WORDS

He elegido este juego porque me ha parecido divertido. Tienes que pensar rápido y hay mucha competencia y eso a mí me gusta. Es sencillo de jugar y os recomiendo que juguéis porque te lo pasas bien con tus amigos, porque te echas unas risas. 

Lo divertido del juego es cuando hay alguien que no se ha llevado ninguna carta y puede que tú el que más. El juego lo gana quien más cartas tenga.

Raúl

El juego que más me ha gustado se llama Fast Words. En él hay dos grupos de cartas. En un grupo hay letras y en el otro hay temas. Empezáremos poniendo 8 cartas en la mesa en forma de cuadrado y en el medio un tema. Los compañeros tienen que buscar palabras mentalmente que contengan esas letras y se relacionen con ese tema. Una vez que ya te sabes alguna palabra, rápidamente tienes que coger todas las letras que tiene esa palabra. Cuando acaben las cartas tenemos que ver que compañero tiene mas cartas, ya que el que tenga más cartas gana esa partida y así sucesivamente.

Me ha gustado el juego porque es muy entretenido, ya que hacemos uso de la mente y un poco de competición con nuestros compañeros de clase no viene mal. Simplemente, porque es muy gracioso jugarlo y ver como el resto de tus compañeros se ríen y se divierten.

Samira

Me gustó este juego porque me ha parecido muy divertido a la hora de interactuar con mis compañeros. Lo divertido de este juego es que puede llegar a ver competencia entre nosotros  y eso lo hace cada vez más interesante porque cada persona tiene que acumular el máximo de cartas posibles para así poder ganar el juego

Rudy

El juego consiste en colocar ocho cartas en forma de un cuadrado, y en el centro cogemos una carta donde pone el tema. Luego con toda las cartas que hay en la mesa, velozmente, hay que pensar en una palabra que tenga que ver con el tema y a su vez que contenga las letras de las cartas.

El que tenga más cartas gana. Se hacen ocho rondas.

Me gusta este juego porque, aparte de ser divertido, aprendes y desarrollas tus habilidades. Tienes que comprender el juego para poder explicarlo, lo que hace que practiques la compresión lectora y al tener que explicarlo, también utilizas la expresión oral. La velocidad con la que tienes que pensar y actuar hace que tu cerebro se active y que se desarrollen las habilidades dichas.

Me gusta la pequeña dosis de adrenalina que se siente al estar jugando, pues tienes que ser mas rápida que tus compañeros. También en el momento en el que se recuentan las cartas obtenidas, porque no sabes cuántos puntos tienes. La competencia es algo que me gusta mucho, al igual que los retos: este juego contiene las dos cosas, y te motiva y divierte más.

Esther

PSEUDÓNIMA

Ningún juego me ha gustado porque no me han parecido interesantes. En mi opinión fueron de poca duración.  Hay veces en las que los participantes se confunden, pero eso no le quita que es divertido. Hay algunos juegos que tratan sobre la Lengua y Literatura, otro en la estrategia y razonamiento, otro en pensar y/o razonar rápido, etc. 

En si los juegos pueden distraer, pero también ayudan al aprendizaje. En estos juegos hay algunos de lo que dije anterior mente:  Lengua y Literatura, estrategia y razonamiento, etc. como por ejemplo el juego de “El Espía” es un juegos donde se aprenden los sinónimos o hiperónimos y hipónimos. Yo recomendaría un juegos donde la literatura es una protagonista del juego “Seudónima”. Es un juego donde hay personajes de la literatura como por ejemplo Rosalía de Castro.

David

 

 

La actividad en general estuvo buena, fue divertida. Sin embargo, esa diversión fue un poco efímera; ya que al poco tiempo me aburría, porque se me hacía fácil y un poco pesado. Creo que los juegos que estaban eran un poco monótonos, aburridos y algunos eran lentos.

Claro está que eran instructivos y se aprendía con ellos. En algunos tenías que ser un poco ágil tanto física como mentalmente. En otros, había que pensar más lo que tenías que hacer ya que el juego consistía en tener un poco más de inteligencia.

 

Me gustaría repetir la actividad, pero con juegos un poco diferentes y más atractivos.

Sebastián

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *